Nota aclaratoria: Todos los textos y dibujos publicados en este espacio son creados por la imaginación aturdida de la autora. Todo es ficción. Cualquier parecido con la realidad...


viernes, 29 de enero de 2010

Barquito...


...de papel o de fuego,
que va hacia donde tú estás y no te encuentra porque no estás en el lugar pactado.
Mira, va a la luna y no estás ni ahí ni en el lugar pactado.
Ni en tu casa.
Ni al lado del árbol en el parque junto a ese gato callejero que me gusta y que siempre quise secuestrar y tú no querías porque no te gustan los gatos, ni la gente, ni las buenas costumbres, ni yo cuando me pongo cursi y bondadosa y le digo "ven".
De papel quemándose por el fuego cuando me doy cuenta de que no estas ni acá, ni en la esquina, ni en la ventana ni en el parque ni en el lugar pactado.
Y entonces ¿a dónde va ahora el barco hecho exclusivamente para el encuentro? si el tiempo se ha devorado todos nuestros lugares y hasta las promesas que alguna vez.....
Y todo es culpa de este barco de papel en donde está escrito ese pacto que dice algo que ya no logro comprender porque se quema despacito al lado del gato que me gusta, que observa todo y también se acuerda de tu promesa de llevártelo alguna vez cuando tengas tiempo y puedas quererlo, promesa que también se quema y termina conmigo llevándome por fin al gato, que esta loco de tristeza y ahora me necesita demasiado porque ya no entiende nada de amores, ni de pactos, ni de tiempos, ni de derrotas.

9 comentarios:

Gamero dijo...

Ese barco esta anclado al corazón... y sus velas ululando con el viento...hablan y cantan tooodos los suspiros.

:)

( a donde sea...siempre llegará a buen puerto...)

G dijo...

manya, quE chEVere, Meli. Te cuento, cosas mías ahora, recuerdo que yo una vez arrojé una botella a la mar- con su cartita de ley dentro de ella- con la secreta esperanza de que llegue a buen puerto,cosa que hasta ahora no sucede, muchas veces ha regresado la botella sin noticias alguna, o he pescado ladrillos en vez de algo bueno. Mejor es escuchar a Perales, bacAn esa canción que dice: "Y tU te vas...", pucha,ya manquE creo..

Milio dijo...

El corazón está guiado por un timonel que siempre conduce a la deriva.A veces consigue llegar,no?Muy lindo.Abrazo!

Mundo Mundaca dijo...

Maravilloso texto....muy tocante.aun mas cuando uno vive algo parecido de verdad!.

Comparimos el amor por gatos :) .
gracis por visitar me..volvere siempre aqui.

yasmin

.•●Niña.come.helados●•. dijo...

Que hermoso pensamiento!!! Felicidades por el blog!! y gracias por darte el rol en el mio!!! SAludos desde Mexico :) sin duda te sigo, me gusto mucho tu espacio. :)

melilustra dijo...

Hola tocaya!!!, jajaa yo me llamo igual. Gracias por pasar por mi blog!!. saludos y lindas ilustraciones!!. besos

Mr. Pinkeyes dijo...

Me gusta el contenido de tu blog esta bien interesante! saludos! :D

Aloysius Acker dijo...

Creo que después de todo uno se toma el tiempo necesario para sentarse en medio de la tormenta, se toma el tiempo necesario para ubicar las piezas según la intención de la jugada, se toma la necesidad de hacerse en ciclos que te conviertan en segundos, en agujas que tiendan hacia un norte, hacia el sur. Pensar que se puede estar al otro lado del océano cuando se está al otro lado de la calle, con ambos pies como una cruz, con los dedos gordos como saludándose, nadando sobre la arena y sin mojarse.

sharonaaa dijo...

Arto estail, melossa