Nota aclaratoria: Todos los textos y dibujos publicados en este espacio son creados por la imaginación aturdida de la autora. Todo es ficción. Cualquier parecido con la realidad...


viernes, 17 de septiembre de 2010

.............


Hoy sí voy a ir a clases, ya tengo todo listo, pero antes me acuesto en el sofá un momento a ver televisión, 5 minutos y salgo, solo un momento cierro los ojos, y entonces sueño, me transporto, llego una vez más.

Tu casa nunca se vio tan bonita como hoy, y nosotros ya no parecemos nosotros, sino cosas, animalitos, peces flotando entre las hojas cuadriculadas de mi cuaderno que no es más que una excusa para tenerte cerquita mientras miras mis dibujos, mientras lees mis preguntas y apuntas frases estúpidas, que se te ocurren en momentos estúpidos instantes antes de irnos a dormir.

Y sueño que te extraño y que todos en el mundo te extrañamos y en la calle nos preguntamos mutuamente por ti, mi perro también te extraña y es natural, que entre individuos de una misma especie existan lazos políticos y consanguíneos.

Animalitos dulces, vuelan y se trasforman. Ahora son galletas.

El mundo afuera parece diferente porque ya no existe tu casa en una esquina, al frente de la panadería, al costado del mercado, junto a la veterinaria. Y pasa una marcha haciendo propaganda política, pero todos sangran, como el chico que murió atropellado ayer, aquí, a dos puertas de mi casa, todos tienen la cabeza abierta y les sale sangre por la boca.

Sueño que pienso en ti y me reencuentro contigo y esas miles de cosas que se fueron también contigo y esas miles de cosas que se quedan, muy a pesar. Sueño que sufro y que tengo muchos gatos de color negro sobre mí que me protegen, pero no son los mios, sino sus ancestros, antiguos dioses de Bubastis.

Mi perro rompe una jarra y me despierta. Me altero y le pego, él llora y me mira triste, yo también lloro y me voy a acostar nuevamente cerrando fuerte los ojos para soñar que tú no lloras, que no sufres ni has sufrido, que no eres torpe ni negligente y que tú, a diferencia de él, nunca te vas a morir.

Sueño que soy buena, sueño que sonreímos, sueño que amo.

Sueño que vivo en otro país con mi papá, que hoy es martes y asisto puntualmente a clases sin pensar en nadie, presto atención, comprendo todo, ya no fumo. Regreso a mi casa a la hora correcta sin pensar en ti, sin comprar cigarros, sin comer papitas. Sueño que soy mejor.

Sueño…....

6 comentarios:

Nello dijo...

"...mi perro también te extraña y es natural, que entre individuos de una misma especie existan lazos políticos y consanguíneos" jaja
bien ahí lizada!

Gamero dijo...

...más alla de los lazos políticos y consanguineos de nuestra mutua indiferencia. Debo reconocer q es lo mejor q te he leido escribir.Hay un progreso creciente en tu prosa y eso me es reconfortante.

Ahora no prestes más atención y sigue soñando.

Anónimo dijo...

así es ... parece q ya stamos entrando en la sofisticacion del asunto .. jajaja .. más composición eso sí! ... spero ya no compres mas cigarros en mi presencia.....

Milio dijo...

Me encantó este escrito realmente. Que lindo es soñar que uno sueña.Me alegra volver a leerte despues de mucho tiempo.Abrazo!

Anónimo dijo...

huevona, lo has matado bien! full respect jaja

Grace (corresponsal Domingo Pitingo) dijo...

muy bonitooo melii yo tmb sueño muchas cosas similares, o más bien las anhelo bien despierta...
no le pegues a tu perro pobrecito, es torpe..
un abrazooo